FAIL (the browser should render some flash content, not this).

Terminología Importante

Qué es el Tiempo de Plancha?

Es el período de tiempo durante el cual un buque manteniéndose seguro siempre a flote, con el propósito de cargar, descargar o a la espera de órdenes, diferente a la navegación, el cual tiene el objeto principal, trasladar mercaderías desde el puerto de carga hasta el puerto de descarga.

Propósito de las Partes Contratantes

El ‘Armador’ – “Shipowner” busca como objetivo encontrar un cargamento adecuado, tratando de ganar dinero a la máxima ‘tasa de flete’ –“freight rate” posible sobre su capital invertido, mientras que el ‘Fletador’ – “Charterer” busca el buque adecuado por su tipo, tamaño, características y ubicación geográfica a los efectos de transportar un cargamento hacia el puerto(s) o lugar(es) de destino al valor de flete más reducido posible.

Establecimiento del Período de Plancha

El período de ‘Plancha Permitido’ – “para operar con el cargamento dependerá de la exacta cantidad embarcada. Es importante conocer por adelantado entre otros parámetros, las especificaciones del cargamento, las características del buque y las facilidades operativas de la terminal.

Tiempo de Plancha Durante las Etapas del Viaje

En el caso “Johanna Oldendorff”, Lord Diplock dividió la aventura marítima de un fletamento por viaje en cuatro etapas sucesivas. Las mismas se componen de; 1º) El viaje preliminar o el viaje en lastre hacia el puerto(s) o lugar(es) de embarque, 2º) La operación de embarque, 3º) El viaje cargado desde el puerto(s) o lugar(es) de embarque hasta el puerto(s) o lugar(es) de destino y 4º) La operación de desembarque.


La primera y la tercera son etapas del viaje exclusivamente bajo la responsabilidad del Armador. La segunda y cuarta etapa son operaciones conjuntas previamente negociadas y posteriormente asumidas y compartidas entre las partes (período de plancha). Las cuatro etapas del viaje son consecutivas y cada una debe ser completada antes que la próxima pueda comenzar. No puede haber brechas entre ellas, ni un período excesivo.